¡Mujeres Paracaidistas! Por Alvaro Visairas Giménez

Aunque datos curiosos indican que el mayor porcentaje de paracaidistas resultan hombres, y el 13% mujeres quienes han realizado esta actividad, no quiere decir que las mujeres no sean valientes para hacerlo, sino que es un deporte que no puede ser ejecutado por todo el mundo o por cualquiera. En este caso, no todas las mujeres toman la iniciativa de lanzarse en paracaídas por diferentes razones, pero quienes lo hacen son vistas como mujeres bastante arriesgadas y que marcan la diferencia por hacer algo en lo cual los hombres tienen más camino hecho. Así lo señala Alvaro Visairas.

 

No hay muchas mujeres en el paracaidismo, porque en realidad el deporte no está divorciado con el sexo femenino. Es una disciplina fuerte,  arriesgada… pero no resta delicadeza y estética, en lo más mínimo para las mujeres que lo practican. Y aunque ellas puedan tener más precaución y ser más ágil a la hora de abrir su paracaídas, no se encuentran exentas de que algo salga mal y presenten un accidente durante la realización del mismo.

E incluso algunos han aprovechado para hacer publicidad, donde señalan que “un embarazo puede resultar más peligroso que lanzarse en paracaídas”, pero otras de las razones por las cuales las mujeres evitan llevar a cabo este deporte es debido a que, para aprender normalmente tienen que realizar un primer salto donde deben atarse a un hombre. Y es que la poca presencia de mujeres entre los instructores de salto obliga a muchas mujeres a pasar por este incómodo momento.

Alvaro Visairas señala, que si nos colocamos un momento en los zapatos del sexo femenino a la hora de hacer paracaidismo, ha de resultar difícil que cuando vas a hacer un salto en tándem y lo primero que tienes que hacer antes de salir de la avioneta es sentarte encima del hombre instructor y estar atados muy juntos. Es razón suficiente por la cual muchas mujeres para evitar el incómodo momento prefieren abstenerse de realizarlo.

 

Por tanto, resulta una situación que les resta confianza a las mujeres que quieren dedicarse a este deporte. Motivo por el cual, las mujeres que se dedican a ello están en busca de una alternativa ante la incómoda situación. En Estados Unidos, sólo un 4% de los instructores de paracaidismo son mujeres, una problemática a la que, Amy Chemelecki, profesional de este deporte, está buscando una solución.