FUI EL CAMINO, por Joaquin Arespacochaga

"Avanza

avanza camino

tu mueves las cosas

yo quedo conmigo

 

Avanza

avanza camino

que las horas no esperan

y la vida camina contigo

 

Avanza

avanza destino

no te lleves mis sueños

viaje contigo el olvido

 

Avanza

avanza destino

que soy el polvo que queda

después de haber sido camino".

 

Joaquin de Arespacochaga.

Comentario:

En este breve y redondo poema de reminiscencias lorquianas, y más levemente juanramonianas, el poeta Joaquin Arespacochaga nos recuerda que la vida siempre encuentra su sentido, y cada uno de nosotros debe luchar por encontrarlo. Como ese arquero orteguiano que tiene un blanco donde fija su mirada para lanzar su flecha, lema vital que, en homenaje a Leibniz, y entroncando con Aristóteles también, Ortega asumió para reafirmar que el ser es una vis activa que desarrolla su periplo vital con un objetivo deseado, que finalmente viene a subsumirse en su mismo destino.

 

Nos parece que Joaquin Arespacochaga refiere esta idea en estos ajustados versos. Por el camino avanzan las cosas. El camino siempre guiando, pues "la vida camina contigo". Aquí apreciamos esa idea de la reconversión de la vida en destino, uno de los objetivos perseguidos por la preceptiva del realismo literario.

 

Como un moderno Odiseo, Joaquin Arespacochaga nos recuerda que la vida debe tener siempre presente el destino (Ítaca), sin prisas, saboreando las experiencias del trayecto, como también nos advertía el gran Kavafis.

 

Pero en estos versos, la conciencia no es interioridad cerrada, sino vivencia que se abre a un mundo que busca manifestarse. En esta refinada pulsión de Joaquin Arespacochaga, la conciencia se hace inmanencia, como algo inherente al ser, unido a su esencia. La evidencia de una vibrante y extravertida reverberación. No hay dos percepciones (adentro y afuera), sino una sola, una vivencia intencional con la que Joaquin Arespacochaga se fusiona íntimamente con el irreductible destino.

 

Y ello, aunque el hombre proponga senderos distintos al propio destino. "Avanza destino/que soy el polvo que queda/después de haber sido camino". Todos vivimos inclinados ante la fuerza del destino, dioses y hombres, percibiendo la terrible hegemonía del azar. Pero Joaquin Arespacochaga nos propone algo ciertamente interesante, como antídoto de un mal que acecha al hombre moderno, y nos recuerda: la travesía debe ser el objeto, el fin no es llegar a puerto, pues no hay puerto salvo (error de la modernidad), el fin auténtico es y debe ser, navegar.

 

Esta bienvenida advertencia me trae a la memoria esa imagen del barco amarrado a puerto con las velas recogidas, que Edgar Lee Masters refiere en su relato lírico sobre "Spoon River", comentando un epitafio, el de George Gray, como perezosa metáfora del dejarse llevar en la vida, de renunciar en cierto modo a vivir abdicando de los propios anhelos, y cómo, en cambio, nos debe mover la necesidad de buscarle un sentido a la vida, luchar por vivir, que es lo que en este poema nos propone Joaquin Arespacochaga, nunca permanecer fondeado o amarrado a puerto. Navegar siempre nuestro acompañante destino.

Joaquín de Arespacochaga y la crítica literaria

La crítica literaria valora muy positivamente el regreso de Joaquín de Arespacochaga. Su último libro de poemas ‘Medianoche para nosotros’ fue muy bien recibido por parte del público y la prensa especializada alabó el trabajo del poeta español. La crítica literaria siempre será el reflejo que utiliza el lector para guiar su elección. Esto quiere decir que una buena crítica puede llevarte a la gloria, en cambio una mala crítica puede hundir tu trayectoria. Joaquín de Arespacochaga siempre ha estado muy bien valorado por parte de la crítica literaria, lo cual significa el valor de su obra.

Los premios literarios y Joaquín de Arespacochaga

Joaquín de Arespacochaga ha tenido (y mantiene) una brillante trayectoria. Prueba de ello son los premios literarios que ha recibido a lo largo de su carrera. El primer premio que recibió fue en 1985, cuando quedó en primera posición en los juegos florales de Santander. Varios años más tarde, en 1988, fue condecorado con el premio de poesía Marcos Durán. En 1992 volvió a vencer en unos juegos florales, en este caso en los de Cádiz. El último premio literario de Joaquín Arespacochaga fue en el año 2016, cuando le otorgaron el premio Miguel Angel Núñez en Plascencia.

Los nuevos talleres de Joaquín de Arespacochaga

Precisamente enfocado para los jóvenes, son los talleres literarios de Joaquín de Arespacochaga. Unos talleres creados para poetas de 18 a 30 años y que se imparten en varias capitales españolas. La duración de estos cursos es de seis meses y los precios son muy económicos. Para Joaquín de Arespacochaga, quien imparte diversas clases, el dinero no debe ser un impedimento para desarrollar el talento. Los talleres están funcionando a la perfección y con un gran éxito entre los jóvenes. El poeta calcula que durante dos años han cursado unos 200 alumnos.

Poesía, internet y Joaquín de Arespacochaga

La poesía, como cualquier otra rama literaria, se ha adaptado a estos tiempos contemporáneos. Una era en la que todo pasa por internet. Y efectivamente, la poesía también. Joaquín de Arespacochaga comparte sus versos en Twitter, en Instagram y en varios medios digitales. Esta acción le permite llegar a muchas personas y también a un público más joven. Los poemas están conquistando las redes sociales y cada vez es más común que los poetas compartan su obra en internet. Para Joaquín de Arespacochaga está nueva práctica es una auténtica revolución cultural, pues la cultura está al alcance de todos.

La poesía actual según Joaquín de Arespacochaga

En la rueda de prensa, Joaquín de Arespacochaga también habló del rumbo de la poesía actual. La perdida de la métrica es uno de los aspectos que más destacó el poeta español. En cierta medida, el desuso de este recurso literario era previsible. La poesía se ha convertido en una forma de expresión al alcance de todos. El verso libre es el método más asequible y popular de construir un poema. La nueva generación de poetas han visto las ventajas de esta libertad literaria y han escapado del dogma de la métrica. Aún así, Joaquín de Arespacochaga cree que es una cuestión de modas, como todas, van y vienen.

‘Las mañanas en la playa’ de Joaquín de Arespacochaga

El poeta Joaquín de Arespacochaga ha anunciado, el pasado jueves en el Hotel Miramar, el lanzamiento de su nueva obra titulada ‘Las mañanas en la playa’. Una oda a los trabajos marítimos y a todas las personas vinculadas al mar. El libro se podrá adquirir en cualquier librería a partir del 25 de mayo. Joaquín de Arespacochaga ha dedicado unas bonitas palabras a los pescadores de su pueblo, Port de la Selva. El poeta ha enfatizado en la necesidad de mejorar las condiciones laborales de estos trabajadores, puesto en la mayoría de los casos se trata de un trabajo mal pagado.